29 de Marzo de 2019

NOTICIAS DESDE EL DELTA DEL EBRO


Ayer fue día intenso. Madrugón y desayuno para dirigirnos más arriba de Benifallet, enclave en el que se encuentra el inicio del descenso en piraguas. Un paraje entre montañas de impactante belleza natural, descendiendo por el Ebro, a lo largo de trece kilómetros. En Benifallet hemos comido. Pequeña población, agradable y acogedora.
Tras la comida, más actividades intensas, de montaña: tirolina (de las más largas de Europa), pequeño circuito en el que disfrutamos de los Segway y puentes tibetanos entre los árboles.
Un día estupendo, tirando a caluroso, de buena convivencia que ha acabado con música en la discoteca del albergue.

Galería de imágenes